Maní es un poblado de Yucatán, se encuentra al sur de la ciudad de Mérida a tan solo hora y media, en la famosa Ruta de los Conventos, muy cerca de la ciudad de Ticul.

Plagado de historia es aquí donde Fray Diego de Landa realizó su "Acto de Fe" (Ley de la Fe), cuando ordenó la quema y destrucción de muchos documentos y estatuas mayas durante el movimiento franciscano para convertir al pueblo indígena al cristianismo. Aunque después se arrepintió de lo que estaba haciendo intento rescatar parte de los documentos, pero el daño ya se había hecho, por lo cual se dedicó al estudio de la cultura maya y de esta forma poder rescatar una parte de la historia de los mayas, modo de vida y creencias religiosas.

Maní Yucatán, ruta de los conventos

Por lo cual se construyó en este lugar un monasterio franciscano que servía de hospital y al mismo tiempo de escuela para evangelizar a los mayas de la región, hoy en día la conocemos como la iglesia de "San Miguel Arcángel" en que se conserva el convento y un museo. Aún conserva en su calles y alrededores el estilo colonial de aquella época, el ritmo de vida es tranquilo, por lo que caminar pos sus calles crea un ambiente de relajación en la mente.


Ex Convento de San Miguel Arcangel en Mani

Ex Convento de San Miguel Arcangel

Es una de las joyas de arte sacro más relevantes de Yucatán, hoy en día, a casi cuatro siglos y medio de su edificación, todavía se yergue majestuoso a pesar de los años...


Traje Típico de Yucatán fabricada en Maní