English Version

 

Marquesitas

Marquesitas de Queso de Bola

El estado de Yucatán es rico en sabores, tanto de platos fuertes como de postres y dulces, uno de los más famosos son las marquesitas.

Es común recorrer las calles del centro de la ciudad y observar diversos puestos de este producto, incluso en algunas colonias se escucha la bocina anunciado que el puesto móvil está por pasar, listo para atenderle desde la puerta de su hogar.

Pero, ¿Qué son las marquesitas?, ¿de qué están hechas? Y ¿dónde surgen?

He aquí la respuesta.

Las marquesitas son muy propias de Yucatán, se trata de una variedad de crepa pero a modo de taco, la masa para prepararlas se hace con leche, mantequilla, huevo y un poco de harina, rellenas originalmente de queso holandés (conocido en Yucatán como queso de bola), mismo que puede sustituirse con mermelada, cajeta, queso crema o natilla de chocolate.

La historia de las Marquesitas comienza en el año de 1930 en la ciudad de Mérida, cuando un hombre dedicado a la venta y preparación de helados, se da cuenta que a pesar de tener un buen negocio, en invierno no es tan apremiante, por lo que emprende la búsqueda de algo que también le generará ingresos cuando los helados no eran tan solicitados.

Marquesitas de Queso de Bola

De esta forma decide vender solamente las barquillas del helado, mismo que fue aceptado por la gente, tanto que comenzó a pensar en la manera de innovar la barquilla y ofrecer un poco más al cliente, comienza realizando diferentes pruebas; así le dio forma de taco y quiso agregarle un relleno, en el primer intento, rellenó de carne molida, pero no funcionó; luego intentó rellenar con mermelada y tampoco agradó al público.

En esa época el queso Daysi era poco costoso, así que lo eligió para una tercera prueba, ésta fue bien recibida por los clientes y poco a poco iba cobrando mayor popularidad; poco después llega a Mérida el queso holandés o queso de bola, con el que también decide experimentar, grande fue su sorpresa al ver que la combinación dulce de la barquilla con el estilo un tanto salado de este queso generaba un sabor que gustó a muchos más, convirtiéndose en su mayor éxito.

Este producto se vendía únicamente en temporada de frío, pues en verano los helados eran su negocio, sin embargo, los clientes pedían más de esta barquilla con queso aún en épocas cálidas, así comenzó a venderlas durante todo el año.

Marquesitas de Queso de Bola

Solo quedaba un detalle por resolver, ¿cuál es el nombre de tan deliciosa creación? En la búsqueda por un nombre que identificara este nuevo producto, notó que la mayoría de sus compradores eran hijos de hacendados, pero entre ellos había dos muchachas hijas de un marqués, en honor a ellas las nombró “Marquesas”.

Con el paso del tiempo la gente comenzó a colocar a las Marquesas como sus favoritas, el resultado de esta preferencia llevó a variar un poco el nombre para llamarlas con cariño “Marquesitas”.

Sin duda un excelente acompañante de caminatas por el centro de Mérida es una marquesita de queso de bola, pero, como se mencionó anteriormente, ahora también pueden ser rellenas de algún otro elemento dulce, como mermelada, cajeta, queso crema o chocolate.

Destinos de Interés